El ser humano actúa irracionalmente

Al contrario de lo que puede parecer, las decisiones de los individuos no están basadas en la racionalidad. La toma de decisiones no está basada en datos ni fines objetivos. Como consumidores , ya sea a la hora de seleccionar cualquier tipo de producto u opción de todo tipo, la subjetividad es lo que prima, en perjuicio del individuo, dejándose a un lado la información beneficiosa y veraz.

En el caso de los consumidores, la toma de decisiones no atiende, como debiera, a la razón y ni mucho menos a la optimización de sus recursos que suelen ser escasos (rentas, por ejemplo). Las posibilidades que prestan estas maneras de actuar por parte de los individuos son un punto determinante para las empresas, etc. que aprovechan esta circunstancia. El uso de publicidad, es el medio más utilizado para beneficiarse de los “errores” en la toma de decisión.

La convicción del emisor (empresa, partido político, etc.) , sea cual sea su método, es mucho más efectiva que la determinación racional de los individuos. Los datos, objetivos, no se tienen en cuenta para tomar la mejor opción para cada persona, por ejemplo: precios, composición de productos o datos económicos como el desempleo o el tipo de interés. Lo más rentable de esta situación es hacer pensar al consumidor que realmente sí elige atendiendo a la razón ¡una gran oportunidad de negocio!

Toda esto se apoya en la información imperfecta: los individuos no conocen perfectamente todos los datos que le ayudarían a tomar determinaciones correctamente en función de sus preferencias.

Anuncios

, , , , ,

  1. #1 por angelitoMagno el junio 21, 2009 - 11:51 am

    En un capítulo de Redes, el programa que presenta Eduard Punset, habla de que la mente humana tiene una parte racional y otra irracional (emotiva)

    Según comentaban, los neurólogos habían llegado a la conclusión de que toda decisión tomada por un ser humana es, en sus inicios, iniciada por el lado emocional.

    Después, el lado racional examina pros y contras. Y una vez que el cerebro le ha dado vueltas y vueltas a la idea, vuelve a ser el lado emocional el que toma la decisión definitiva.

    En definitiva: No hacemos lo que es racionalmente mejor. Hacer lo que emotivamente nos gusta más

  2. #2 por porantonomasia el junio 21, 2009 - 12:23 pm

    AngeliMagno: un ejemplo típico de la publicidad:

    ¡Porqué tú sabes lo que quieres!

    Si, sabes lo que quieras pero no sabes lo que elijes…

  3. #3 por cosechadel66 el junio 21, 2009 - 1:00 pm

    Efectivamente, nuestras decisiones suelen ser tomadas asi, lo que acarrea más de un problema. Y es curioso comprobar como a nuestro lado emotivo le encanta “pensar” que no es suya la decisión.

    Carpe Diem

  4. #4 por bovolo el julio 9, 2009 - 9:36 am

    Otro punto de vista interesante, el de la Racionalidad limitada. No se si lo conocéis.

    Según el cual, la mayoría de las personas son sólo parcialmente racionales.

    Un saludo,

  1. Flexibilidad salarial también para la patronal « Por antonomasia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: