La “falacia” de la ley de la oferta y la demanda

Cientos de veces hemos podido escuchar en todo tipo de conversaciones “es la ley de la oferta y la demanda” y quien lo dice parece zanjar un tema con una magnífico e irrebatible apunte económico que a simple vista todo el mundo comprende. Realmente, en la mayoría de casos, quienes utilizan entre sus argumentos “la ley de la oferta y la demanda” incurren en un error.

El punto E representa el equilibrio entre la ofera y la demanda (productor y consumidor)

El punto E representa el equilibrio entre la ofera y la demanda de un bien (productor y consumidor

Tomar por válido este axioma en la mayoría de las ocasiones induce a un concepto equivocado por la tremenda simplificación de su verdadero significado. El error más común es creer que es un hecho demostrado y en cualquier caso válido y aplicabe pero esto es no cierto, es mas, “la ley de la oferta y la demanda” no se cumple casi nunca e incluso, en la actualidad, en la gran parte de los acontecimientos de corte económico o semejantes es estos, nunca.

¿Por qué no es aplicable en la mayoría de casos? Porque simplemente se puede utilizar en mercados de competencia perfecta, es decir, un mercado donde el precio de un producto se alcanza mediante el “acuerdo” entre productores y consumidores y ese caso hoy por hoy es casi imposible encontrarlo. Los monopolios, oligopolios, la intervención de precios del Estado, la publicidad o el simple embalaje diferenciador de un producto son muchas de las trabas para que un mercado de competencia perfecta sea posible. Y más allá de todos esos impedimentos se encuentra otro que cabe destacar a parte, el de la información imperfecta. Tanto productores como consumidores han de estar perfectamente informados para que la ley de la oferta y la demanda se pueda cumplir, un ejemplo: ¿quien sabe a la perfección las características de los productos que compra?

Es cierto que hay algunos mercados que se aproximan a la teoría de la competencia perfecta y por tanto en los que más o menos se podría tener en cuenta la ley de la oferta y la demanda, es el caso de las lonjas de pescado, por ejemplo. En estos mercados los productos son casi idénticos y la información entre productor y consumidor es muy elevada. De todos modos ni en este caso o en otros similares se puede hablar de competencia perfecta.

Por tanto, la ley de la oferta y la demanda que tan habitual es en la boca de muchos, les lleva a incurrir en un error que de simple es obvio y no por muy repetido, cierto.

Anuncios

, , ,

  1. #1 por Nacho el abril 8, 2009 - 9:29 pm

    El mercado perfecto es aquel que no es intervenido por el estado. Todo lo demás entra en el juego del mercadeo.

    Pero ya sabemos que hay que vender libros de teoría económica para que algunos puedan vivir.

    Un saludo.

  2. #2 por mahstar el abril 9, 2009 - 1:01 pm

    tonterias nacho, no hechiste el mercado perfecto en el mundo real, con o sin estado. te has leido el articulo, o simlemente repetido las opiniones que ya tienes bien masticadas?

  3. #3 por Juan Alcázar el mayo 30, 2009 - 7:26 pm

    La avaricia de las grandes empresas es tan grande que sólo se preocupan de aumentar su productividad y de hacer ofertas de buenos productos. Se olvidan de invertir en demanda.
    Invertir en demanda significa tratar bien a sus trabajadores para que éstos puedan comprar, aunque sea a plazos, la mayoría de los productos que contribuyen a fabricar.

  4. #4 por porantonomasia el junio 6, 2009 - 12:42 pm

    Juan Alcáraz:

    de eso se dió cuenta por ejemplo John Ford y así de bien le fue.

  5. #5 por Marcos el marzo 4, 2010 - 10:39 pm

    La ley de la la oferta y la demanda es simplemente INDISCUTIBLE.

    Esa ley no te dice que cuando tú bajes al súper se produce una subasta pura y se cumple, o que cualquier mercadillo que observes es limpio, y teóricamente puro. Pero eso no le quita validez a la realidad que subyace, que es la ley de O y D, y es tan de cajón que discutir los matices que se le añaden en la vida diaria, vale. Cuestionar su validez, no lo veo.

    Además, incluso en un 1+1, tampoco se tiene por qué producir. Existe la psicología, barreras emocionales, orgullo, miedo, etc.

    La ley de la gravedad tampoco se cumple pura. Existe el rozamiento del aire, diferentes grosores de La Tierra según la posición, diferente altura sobre el nivel del mar, etc. No por ello es incorrecta o no existe. Incluso yendo más allá, también existe la teoría de la relatividad de Einstein, que la altera radicalmente. Pero no por ello no existe.

    Por ejemplo, la información perfecta, como su propio nombre indica, es un ideal inalcanzable; es ‘perfecta’, y eso nunca sucede. Pero no por ello la ley subyacente deja de actuar exactamente igual en todo momento.

    Las leyes científicas son eso, leyes científicas. Fenómenos inmutables subyacentes, a los que nada escapa.

  6. #6 por Rafael Lorenzo el octubre 13, 2010 - 1:37 pm

    Obviamente la ley de O y D no funciona simpre a la perfección, pero en general sirve para describir un fenómeno que se presenta casi siempre, si hay un exceso de oferta, los precios tenderán a bajar y si hay un exceso de demanda, los precios tenderán a subir. Por lo general es así, con excepciones que la misma taoría económica ha explicado (elasticidad de la oferta y la demanda, por ejemplo).

  7. #7 por Sergio el agosto 11, 2016 - 12:22 am

    Propongo que la llamada “Ley de la oferta y demanda” sea llamada “Teoría de la oferta y demanda” o hasta hipótesis… por su reducido y limitado ámbito de acción en la vida real… Por cierto la gravedad si se cumple pura en la tierra y se puede medir con precisión Rafael… su valor depende de la altura y se puede calcular. El rozamiento del aire es es otro factor que también se puede medir.. por ejemplo cuando un cohete va hacia la luna se mide con precisión cada uno de esos valores… Gravedad vs oferta y demanda… definitivamente solo la primera es ley..

  8. #8 por Aldrin Alvarado Arellano el junio 7, 2017 - 4:48 pm

    Aquel que señalo a la ley de gravedad que tampoco se cumple es una tremenda barbaridad lo que señala ya que la ley de la gravedad se puede demostrar y medir, existe una demostración matemática para ello. La gravedad es constante aquí, en las estrellas y en el espacio

  1. La falacia de “la ley de la oferta y la demanda”
  2. La falacia de “la ley de la oferta y la demanda”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: