¿Sirven los viejos sistemas de cálculo de riesgo en la concesión de créditos por parte de la banca?

Desde 2006 –aquí el análisis– los requerimientos a la hora de establecer el riesgo a tener en cuanta a la hora de conceder un crédito por parte de la banca, han cambiado considerablemente. Ya no sólo por la situación económica actual y precedente, sino por la concepción que actualmente se tienes de las empresas y sus nuevas características.

Desde el principio, la concesión de crédito por parte de una entidad financiera implica riesgo. Siendo éste un de los factores que subyacen irremediablemente al tipo de interés aplicado en una actividad de financiación. La cuestión fundamental por tanto, es aproximar, dentro de lo posible, el tipo a aplicar en función del riesgo al que se expone el concesionario. Es por ello que se hace imprescindible seguir unos estándares que delimiten tal riesgo -para incluso denegar el crédito si así se considera-. El problema principal surge de ajustar un dato objetivo, como es el tipo de interés a unas previsiones subjetivas por mucho que se intenten normalizar.

Siempre y cuando la empresa demandante de crédito tenga una trayectoria histórica que sirva de base para un análisis de riesgo, la posibilidad o no de cobro se puede aproximar de una manera más “simple” que si la actividad empresarial es de nueva creación. Más difícil de calcular sería todavía si además tal actividad se orienta a un mercado nuevo o del que se tienen poco datos. Es este punto el que a mi juicio puede causar más problemas a la hora de estimar el riesgo en la concesión de crédito. Si además se tiene en cuenta, que las nuevas tecnologías ganan fuerza cada día más dentro del mundo empresarial, el problema a solventar pasa de ser una excepción a algo común. Es por ello que en este análisis es donde me quiero centrar.

El primer problema surgiría desde un punto de vista microeconómico de análisis del consumo/ventas de una determina empresa que demanda crédito. Sería pues, difícil concretar el balance de situación previsional de los datos de la vida de la empresa y no podría utilizarse en el análisis. Por lo que quedaría un espacio en blanco a la hora de cubrir el análisis de riesgo, teniéndose que cubrir éste con datos o supuestos menos objetivos que los que se podrían obtener de una empresa con dilatada base histórica.

Otra cuestión importante sería, de nuevo, el supuesto de ingresos en un mercado de nueva explotación. Cabría la posibilidad de aplicar patrones comparativos con otros mercado -siempre que se pudiera-, pero estos no dejarían de ser más subjetivos y por tanto, a priori, más inexactos.

Respecto a las cuestiones macroeconómicas, surgen varias cuestiones que dificultarían el patrón de análisis expuesto en el documento. Éstos atienden a cuestiones como la cada vez mayor, internacionalización de las empresas. Valga como ejemplo el análisis del IPC para calcular el crecimiento de la cifra de negocio. Suponiendo el caso de empresa española sería necesario aplicar ponderaciones de ventas y crecimiento en función del país del que provengan, por ejemplo, antes de la crisis el IPC español se situaba en valores aproximados del 3% mientras IPCA se situaba en valores inferiores, entorno al 1,5%. Si además añadimos una internacionalización a países, por ejemplo, de América del Sur, las cifras serían mucho mayores y completamente diferentes. La cuestión inflacionaria, a primera vista tan simple, no lo sería tanto. Además, qué decir de las cuestiones coyunturales inherentes a cada país o región en la que opere la empresa. Por tanto, y repito, ya no sólo nos enfrentaríamos a un problema de estimación y valoración de cifras, sino a uno de ponderación de ingresos “supuestos” -en un mercado nuevo-.

En cualquier caso, es fundamental un análisis de viabilidad y riesgo. Cuanto más se objetivicen los datos , más certero será. El problema es que esto último es lo más difícil de conseguir en una “nueva” economía cada vez más compleja que se extiende a mercados no tan conocidos por los analistas de riesgo como el propio.

, , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: