¿Y cómo se le bajará el sueldo a los españoles?

La reducción de los salarios es la consecuencia directa de la falta de competitividad histórica de España. Desde la mayor parte de los organismos internacionales se advierte de la necesidad de bajar los costes de producción en España, entre ellos los laborales. El proceso aparentemente creará mucho revuelo en la opinión pública. Eso si, depende de cómo se lleve a cabo, cosa muy simple y que pasará, más o menos, desapercibida para la gran mayoría.

precariedad salarial

Métodos para reducir los salarios masivamente podemos encontrar varios. Entre ellos, el más impopular sería el de reducir las nóminas de los empleados, clamando por la necesidad de recortar el salario establecido en los contratos. Sin embargo, llegar al mismo punto de recorte es posible de otras dos maneras menos impopulares, nacidas de la inestabilidad económica actual:

  • Congelar sistemáticamente los sueldos o aumentarlos por debajo del IPC. De esta manera los sueldos irían perdiendo de forma moderada capacidad de compra. Progresivamente, en un periodo de corto-medio plazo. Es menos molesto no dar que quitar.
  • Entre los, aproximadamente, cuatro millones y medios de desempleados que hay en España, muchos se encuentran en situaciones económicas precarias o desesperadas. Teniendo éstos que rebajar sus expectativas salariales anteriores a la crisis y llevándoles a aceptar remuneraciones inferiores o muy inferiores a las que en otras circunstancias más solventes hubieran exigido. El comienzo es la asimilación del mercado laboral de empleados en situaciones precarias por salarios bajos. Este primer paso conducirá, por extensión, a que el equilibrio entre la oferta y demanda de mercado de trabajado se sitúe bajo el equilibrio actual o pasado, debido al alto número de necesitados de empleo y empujará a la baja los salarios del resto de trabajadores. Este situación, será más dolorosa que la anterior pero tampoco se percibirá en demasía, puesto que quienes encuentran un nuevo trabajo, con lo complicado que actualmente es, se conforman con “cualquier cosa”. Es mejor trabajar en “lo que sea”, que estar parado (más cuando la prestación por desempleo se aproxima a su fin o es insuficiente). Este proceso también reducirá los costes salariales en el corto-medio plazo considerablemente.

Las adaptaciones salariales expuestas anteriormente ya han comenzado. Sin embargo el proceso se acelerará a medida que se reavive la economía y el mercado laboral comience a necesitar de nuevo, mano de obra. El no realizar los deberes a tiempo (no es cosa de un par de legislaturas), ha acabado provocando tener que cortar por lo sano y realizarlas tarde y mal. La reducción salarial será una de las consecuencias negativas, entre otras muchas.

feeds 

Anuncios

, , ,

  1. #1 por joyful43 el abril 12, 2010 - 5:23 pm

    Me gusta este análisis.

  2. #2 por padreeterno el abril 13, 2010 - 9:28 am

    Las empresas españolas están llenas de puestos supérfluos en los cuadros medios. Gente “responsable” que a la hora de la verdad elude sus responsabilidadses. Que cobran sueldos escandalosos y sólo generan burocracia.

    Empecemos por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: