Cronología de los planes de actuación del Banco Central Europeo durante la crisis económica

Los métodos y mecanismos llevados a cabo por el Banco Central Europeo durante la crisis son imprescindibles para aquellos que quieran conocer y entender como han transcurridos estos últimos años y los que vendrán. No se puede hacer una diferenciación entre la crisis y las actuaciones del BCE, es por ello que quien quiera saber de qué habla respecto a la situación económica actual, ha de saber qué ha hecho el Banco Europeo.

Este artículo consta de varias partes: la primera en la que se expone una cronología (obtenida de los resúmenes mensuales del BCE) mensual y sintetizada con los detalles y políticas de actuación clave (cuándo, cómo y por qué de las medidas); una segunda en la que se resumen las medidas tomadas de manera más simple y concreta; y una tercera en la que se expone cómo ha afectado la política monetaria europea a España, tanto en el pasado como en el futuro.

Datación de actuaciones


14 de junio de 2007 – Boletín Mensual

El Consejo de Gobierno decidió aumentar el tipo mínimo de puja de las operaciones principales de financiación del Eurosistema en 25 puntos básicos hasta el 4,00%. Los tipos de interés correspondientes a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito se incrementaron, asimismo, en 25 puntos básicos, situándose en el 5,00% y el 3,00%, respectivamente.
La información disponible confirma claramente que la economía de la zona del euro continua su expansión a un ritmo considerablemente superior al que, en general, se esperaba hace un año. En el primer trimestre del 2007, la tasa intertrimestral de crecimiento del PIB real se situó en el 0,6%, .

9 de agosto de 2007 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. La evolución económica reciente y los indicadores de las últimas encuestas confirman que la zona del euro ha seguido registrando un crecimiento económico sostenido durante el segundo trimestre. El aumento de los precios del petróleo, la aparición de tensiones sobre la capacidad productiva y la posibilidad de un mayor dinamismo de salarios y costes, entre otros factores, respaldan la valoración anterior del Consejo de Gobierno de que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo. La fortaleza de la tasa subyacente de expansión monetaria confirma la existencia de riesgos al alza para la estabilidad de precios en horizontes temporales a medio y a largo plazo. Dado el favorable entorno económico de la zona del euro, la orientación de la política monetaria del BCE es aún acomodaticia. Las condiciones de financiación siguen siendo en conjunto favorables, el crecimiento monetario y crediticio es dinámico y la liquidez es abundante.

13 de septiembre de 2007 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación el tipo mínimo de puja de las operaciones principales de financiación del Eurosistema en el 4%. Los tipos de interés correspondientes a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito permanecieron también sin cambios en el 5% y el 3%, respectivamente.

Los datos macroeconómicos han confirmado la fortaleza de la zona del euro, así como unas perspectivas a medio plazo favorables para el crecimiento del PIB real. Al mismo tiempo, la volatilidad de los mercados financieros y la reevaluación del riesgo de las últimas semanas han generado un incremento de la incertidumbre.

11 de octubre de 2007 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Se ha corroborado que las perspectivas para la estabilidad de precios a medio plazo siguen estando sujetas a riesgos al alza. Las perspectivas son favorables a medio plazo para la actividad económica.

Particularmente, la rentabilidad y los beneficios empresariales se han mantenido, el crecimiento del empleo ha sido dinámico y el desempleo ha disminuido. Sin embargo, dada la volatilidad del mercado financiero y la reevaluación del riesgo observadas durante las últimas semanas esta valoración presenta un mayor grado de incertidumbre. Conviene mantener especial prudencia al evaluar el posible impacto de la evolución de los mercados financieros sobre la economía real.

15 de noviembre de 2007 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Las perspectivas para la estabilidad de precios a medio plazo están sujetas a riesgos al alza. Existe vigor del crecimiento monetario y crediticio en la zona del euro. Los fundamentos económicos de la zona del euro siguen siendo sólidos y respaldan unas perspectivas favorables a medio plazo para la actividad económica. No obstante, la actual revisión de los riesgos en los mercados financieros ha creado un clima de continua incertidumbre.

13 de diciembre de 2007 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. La información disponible ha confirmado la existencia de fuertes presiones al alza a corto plazo sobre la inflación, que en noviembre se situó en el 3,0% según el IAPC. Corrobora que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo. Aunque los fundamentos económicos de la zona del euro siguen siendo sólidos, la valoración del riesgo en los mercados financieros sigue sujeta a revisión y continúa existiendo incertidumbre.

17 de enero de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Siguen existiendo fuertes presiones al alza a corto plazo sobre la inflación, y la tasa de inflación medida por el IAPC se mantuvo en diciembre en el 3,1%. Por lo que respecta al medio plazo, en un contexto de intenso crecimiento del dinero en circulación y del crédito. La existencia de riesgos al alza para la estabilidad de precios ha quedado plenamente confirmada. Aunque los fundamentos económicos de la zona del euro son sólidos, el impacto potencial sobre la economía real de la actual revisión de la valoración del riesgo en los mercados financieros sigue sujeto a incertidumbre y los riesgos para las perspectivas de la actividad económica apuntan a la baja.

14 de febrero de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo apuntan al alza. Las actuales presiones inflacionistas a corto plazo no deben trasladarse al medio plazo. Dado que la valoración del riesgo en los mercados financieros, continúa existiendo un nivel excepcionalmente elevado de incertidumbre respecto a su impacto global en la economía real. Aunque los fundamentos económicos de la zona del euro son sólidos, los últimos datos confirman que los riesgos para el escenario de la actividad económica apuntan a la baja.

13 de marzo de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. La última reunión del Consejo de Gobierno ha confirmado la existencia de fuertes presiones alcistas a corto plazo sobre la inflación. Esta información también ha corroborado la valoración de que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo, en un entorno de gran vigor de la expansión monetaria y crediticia. Los fundamentos económicos de la zona del euro son sólidos. Los últimos datos macroeconómicos apuntan a un crecimiento sostenido, aunque más moderado, del PIB real. No obstante, el nivel de incertidumbre derivado de las perturbaciones de los mercados financieros sigue siendo elevado. El firme anclaje de las expectativas de inflación a medio y a más largo plazo es absolutamente prioritario.

17 de abril de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. La zona del euro atraviesa un período considerablemente prolongando de tasas de inflación interanuales temporalmente elevadas, como resultado principalmente del aumento de los precios de la energía y de los alimentos. Los fundamentos económicos de la zona del euro son sólidos. Los últimos datos macroeconómicos continúan apuntando a un crecimiento moderado, aunque sostenido, del PIB real. No obstante, el nivel de incertidumbre derivado de las perturbaciones de los mercados financieros sigue siendo excepcionalmente elevado y es posible que las tensiones se prolonguen más de lo inicialmente previsto.

15 de mayo de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Las tasas de inflación se han incrementado de forma significativa desde el otoño del 2007, debido principalmente al aumento de los precios de la energía y de los alimentos y se espera que permanezcan elevadas durante un período bastante prolongado, antes de volver a reducirse de forma gradual. Los fundamentos económicos de la zona del euro son sólidos y los últimos datos macroeconómicos continúan apuntando a un crecimiento moderado, aunque sostenido, del PIB real. El nivel de incertidumbre derivado de las perturbaciones de los mercados financieros sigue siendo excepcionalmente elevado y todavía persisten las tensiones.

12 de junio de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. El Consejo de Gobierno observó que los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo han aumentado adicionalmente. Se espera que la inflación medida por el IAPC permanezca elevada durante un período más prolongado de lo previsto con anterioridad. Los fundamentos económicos de la zona del euro son sólidos. El Consejo se encuentra en una posición de alerta reforzada.

10 de julio de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió aumentar el tipo mínimo de puja de las operaciones principales de financiación del Eurosistema en 25 puntos básicos hasta el 4,25%. Los tipos de interés correspondientes a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito se incrementaron, asimismo, en 25 puntos básicos, situándose en el 5,25% y el 3,25%, respectivamente.

14 de agosto de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Dicha información ha confirmado que las tasas de inflación interanual probablemente se mantengan bastante por encima del nivel acorde con la estabilidad de precios durante un período prolongado. Sigue siendo crucial evitar que se produzcan efectos de segunda vuelta generalizados en el proceso de fijación de precios y salarios. Los últimos datos económicos apuntan a un debilitamiento del crecimiento del PIB real a mediados del 2008.

11 de septiembre de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. El crecimiento de los agregados monetarios amplios y de los agregados crediticios está ahora mostrando ciertos signos de moderación. Los datos más recientes también corroboran la desaceleración del crecimiento del PIB real a mediados del 2008.

9 de octubre de 2008 – Boletín Mensual

Decisiones del 8 de octubre de 2008
La presente edición del Boletín Mensual terminó de redactarse antes de la decisión del Consejo de Gobierno de reducir los tipos de interés oficiales del BCE y de modificar el procedimiento de subasta y la banda de las facilidades permanentes el 8 de octubre de 2008.

Decisiones de política monetaria:

Desde el comienzo de la actual crisis financiera, los bancos centrales han mantenido entre ellos consultas de manera constante y han colaborado en acciones conjuntas sin precedentes como la inyección de liquidez para reducir las tensiones de los mercados financieros.
Las presiones inflacionistas han comenzado a moderarse en algunos países, reflejando parcialmente un marcado descenso de los precios de la energía y de otras materias primas. Las expectativas de inflación están disminuyendo y se mantienen ancladas a la estabilidad de precios. La reciente intensificación de la crisis financiera ha aumentado los riesgos a la baja para el crecimiento, lo que ha reducido en mayor medida los riesgos al alza para la estabilidad de precios.

Se justifica por tanto cierta suavización de las condiciones monetarias mundiales. En consecuencia, el Bank of Canada, el Bank of England, el Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal, el Sveriges Riksbank y el Swiss National Bank han anunciado hoy reducciones de los tipos de interés oficiales. El Banco de Japón ha expresado su apoyo decidido a estas medidas.

El Consejo de Gobierno del BCE, a través de teleconferencia, ha adoptado hoy las siguientes decisiones de política monetaria:
El tipo mínimo de puja correspondiente a las operaciones principales de financiación del Eurosistema se reducirá en 50 puntos básicos hasta situarse en el 3,75%, con efectos a partir de la operación que se liquidará el 15 de octubre de 2008.
El tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito se reducirá en 50 puntos básicos hasta situarse en el 4,75%, con efectos inmediatos.
El tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito se reducirá en 50 puntos básicos hasta situarse en el 2,75%, con efectos inmediatos.
En la zona del euro, los riesgos al alza para la inflación se han reducido en mayor medida recientemente.
Cambios en el procedimiento de subasta y en la banda de las facilidades permanentes:
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido adoptar las dos medidas siguientes:
A partir de la operación que se liquidará el 15 de octubre, las operaciones principales de financiación semanales se llevarán a cabo mediante un procedimiento de subasta a tipo de interés fijo, con adjudicación plena, al tipo de interés aplicable a la operación principal de financiación, que actualmente es del 3,75%.
A partir del 9 de octubre, el BCE reducirá la banda que determinan las facilidades permanentes de 200 puntos básicos a 100 puntos básicos en torno al tipo de interés de la operación principal de financiación. Por consiguiente, a partir del 9 de octubre, el tipo de interés de la facilidad marginal de crédito se reducirá de 100 a 50 puntos básicos por encima del tipo de interés de la operación principal de financiación (esto es, actualmente, al 4,25%) y el tipo de interés de la facilidad de depósito se incrementará de 100 a 50 puntos básicos por debajo del tipo de interés de la operación principal de financiación (esto es, actualmente, al 3,25%).
Las dos medidas continuarán aplicándose durante todo el tiempo que se estime necesario, y, como mínimo, hasta el final del primer período de mantenimiento del 2009, que concluirá el 20 de enero.
El BCE seguirá reconduciendo la liquidez hacia una situación equilibrada, de forma coherente con el objetivo de mantener los tipos de interés a corto plazo en un nivel próximo al tipo de interés de la operación principal de financiación.

13 de noviembre de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió reducir de nuevo el tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación del Eurosistema, en 50 puntos básicos, hasta el 3,25%, con efecto a partir del 12 de noviembre de 2008, fecha de comienzo del nuevo período de mantenimiento de reservas. Asimismo, decidió rebajar los tipos de interés aplicables a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito 50 puntos básicos hasta el 3,75% y el 2,75%, respectivamente, también con efectos a partir del 12 de noviembre de 2008. Estas decisiones se adoptaron tras la reducción coordinada de los tipos de interés efectuada el 8 de octubre de 2008.

11 de diciembre de 2008 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió, sobre la base de su análisis económico y monetario periódico, reducir los tipos de interés oficiales en otros 75 puntos básicos. En consecuencia, el tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación del Eurosistema ha disminuido hasta el 2,50% y los tipos aplicables a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito, hasta el 3,00% y el 2,00%, respectivamente. Esta decisión ha sido adoptada tras las dos reducciones de 50 puntos básicos. El Consejo de Gobierno ha observado nueva evidencia que indica que las presiones inflacionistas han continuado disminuyendo. De cara al futuro, se espera que las tasas de inflación sean compatibles con la estabilidad de precios en el horizonte temporal relevante para la política monetaria, apoyando el poder adquisitivo de rentas y ahorros. El descenso de las tasas de inflación se debe principalmente a la disminución de los precios de las materias primas y a la considerable desaceleración de la actividad económica. Debido, en gran medida, a los efectos de la intensificación y generalización de las turbulencias del mercado financiero, es probable que la demanda mundial y la demanda de la zona del euro se debiliten durante un período prolongado. El grado de incertidumbre sigue siendo excepcionalmente elevado.

22 de enero de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió reducir el tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación del Eurosistema en otros 50 puntos básicos, con lo que el descenso total desde el 8 de octubre de 2008 es de 225 puntos básicos. El tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación del Eurosistema se redujo al 2%, el tipo aplicable a la facilidad marginal de crédito se mantuvo en el 3%, y el tipo aplicable a la facilidad de depósito se fijó en el 1%.

La decisión de recortar el tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación en otros 50 puntos básicos tiene en cuenta que las presiones inflacionistas han seguido disminuyendo, debido, en particular, al continuado debilitamiento de las perspectivas económicas. El Consejo de Gobierno estima que los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo están, en general, equilibrados. La economía de la zona del euro está experimentando una notable desaceleración, relacionada fundamentalmente con los efectos de la intensificación y generalización de las turbulencias financieras. Es probable que la demanda mundial y la de la zona del euro se debiliten durante un período prolongado. La expansión monetaria ha seguido moderándose, lo que respalda la evaluación de que las presiones y riesgos inflacionistas continúan debilitándose. En conjunto, el nivel de incertidumbre sigue siendo excepcionalmente elevado.

12 de febrero de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Los últimos datos económicos y los resultados de las encuestas más recientes confirman que la zona del euro y sus principales socios comerciales atraviesan un período prolongado de notable ralentización económica y que, en consecuencia, las presiones inflacionistas tanto de origen interno como externo están disminuyendo. El Consejo de Gobierno mantiene su confianza en que las tasas de inflación de la zona del euro serán compatibles con la estabilidad de precios en el horizonte temporal a medio plazo relevante para la política monetaria, sustentando por tanto el poder adquisitivo de los hogares de la zona del euro. Estas previsiones se ven confirmados por la continuación de la desaceleración del crecimiento monetario y crediticio en la zona del euro.

12 de marzo de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió reducir los tipos de interés oficiales del BCE en otros 50 puntos básicos. El tipo aplicable a las operaciones principales de financiación del Eurosistema se redujo al 1,50%, y los tipos aplicables a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito se rebajaron al 2,50% y al 0,50%. Tras esta decisión, los tipos de interés oficiales del BCE han experimentado un descenso total de 275 puntos básicos desde el 8 de octubre de 2008. En conjunto, las tasas de inflación han experimentado un descenso considerable y ahora se espera que se mantengan bastante por debajo del 2% durante el 2009 y el 2010. Estas perspectivas de inflación responden a la bajada de los precios de las materias primas y a la disminución de las presiones sobre precios y costes internos, consecuencia de la acusada desaceleración de la actividad económica.

Los datos económicos refuerzan la valoración del Consejo de Gobierno de que, probablemente, tanto la demanda mundial como la de la zona del euro se muestren muy débiles durante el 2009. Se espera que la economía se recupere gradualmente durante el 2010. Al mismo tiempo, los indicadores disponibles sobre expectativas de inflación a medio y a largo plazo siguen firmemente anclados en niveles compatibles con el objetivo del Consejo de Gobierno de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2% a medio plazo. Las presiones inflacionistas han disminuido.

9 de abril de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió reducir los tipos de interés oficiales del BCE en otros 25 puntos básicos. El tipo aplicable a las operaciones principales de financiación del Eurosistema se redujo al 1,25%, y los tipos aplicables a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito se rebajaron al 2,25% y al 0,25%, respectivamente. Tras esta decisión, los tipos de interés oficiales del BCE han experimentado una reducción total de 300 puntos básicos desde el 8 de octubre de 2008.

14 de mayo de 2009 – Boletín Mensual
En su reunión celebrada el 7 de mayo de 2009, el Consejo de Gobierno decidió, sobre la base de su análisis económico y monetario periódico, reducir el tipo de interés de las operaciones principales de financiación del Eurosistema en otros 25 puntos básicos y el tipo de la facilidad marginal de crédito en 50 puntos básicos, hasta situarlos en el 1% y el 1,75%, respectivamente, con efectos a partir del 13 de mayo de 2009. El tipo de interés de la facilidad de depósito se mantuvo sin cambios en el 0,25%. Tras esta decisión, el tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación del Eurosistema ha experimentado una reducción total de 325 puntos básicos desde el 8 de octubre de 2008.

11 de junio de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Se incluye la ampliación de las medidas de apoyo al crédito, y toda la información y análisis disponibles desde entonces. El Consejo de Gobierno reiteró su expectativa de que el notable debilitamiento de la actividad económica en la zona del euro y en todo el mundo seguirá conteniendo la evolución de los precios en el horizonte temporal relevante para la política monetaria. Tras dos trimestres de crecimiento muy negativo, se espera que la actividad económica se contraiga durante el resto del 2009 aunque a un ritmo mucho menos intenso.

Después de una fase de estabilización, se prevén tasas de crecimiento intertrimestral positivas hacia mediados del 2010. Esta valoración contempla efectos adversos retardados, como la continuación del deterioro de los mercados de trabajo.

9 de julio de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE.

13 de agosto de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE.

10 de septiembre de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. El nivel actual de los tipos de interés sigue siendo apropiado. A este respecto, el Consejo de Gobierno decidió asimismo que el tipo aplicable a la operación de financiación a plazo más largo con vencimiento a doce meses que se efectuará el 30 de septiembre de 2009 será el aplicable a las operaciones principales de financiación. Esta decisión, que se mantiene para garantizar el apoyo de liquidez al sistema bancario de la zona del euro durante un período amplio con condiciones muy favorables, debería fomentar la concesión de crédito a la economía de la zona del euro y, de este modo, seguir contribuyendo a su recuperación.

15 de octubre de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno del BCE decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. El nivel actual de los tipos de interés sigue siendo apropiado. Aunque, de acuerdo con la estimación preliminar de Eurostat, la tasa de inflación interanual medida por el IAPC fue ligeramente negativa en septiembre, se espera que en los próximos meses vuelva a ser positiva y se mantenga en niveles moderadamente positivos en el horizonte temporal relevante para la política monetaria. La economía de la zona del euro está estabilizándose y se espera que se recupere de forma gradual. No obstante, la incertidumbre sigue siendo alta.

12 de noviembre de 2009 – Boletín Mensual
El Consejo de Gobierno decidió mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Aunque de acuerdo con la estimación preliminar de Eurostat la tasa de inflación interanual medida por el IAPC se situó en el -0,1% en octubre, se espera que en los próximos meses retome valores positivos y se mantenga en niveles moderadamente positivos en el horizonte temporal relevante para la política monetaria. Asimismo, los datos más recientes siguen señalando una mejora de la actividad económica en la segunda mitad del año. El Consejo de Gobierno espera que la economía de la zona del euro se recupere de forma gradual en 2010, reconociendo que las perspectivas continúan estando sujetas a un elevado grado de incertidumbre. Las expectativas de inflación a medio y largo plazo siguen firmemente ancladas en niveles compatibles con el objetivo del Consejo de Gobierno de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2% a medio plazo.

Resumen de la política monetaria del BCE durante la crisis económica


Según las estimaciones y datos económicos de los que el Banco Central Europeo disponía a mediados del año 2007, todo hacía pensar que la economía internacional, en evolución positiva constante, seguiría el camino del crecimiento elevado y sostenido. El incremento del PIB real era constante y las tasas de actividad aumentaban, al contrario de lo que sucedía con las del desempleo.

La expectativas de inestabilidad de precios a medio plazo eran considerables, entre otros motivos por el aumento del precio del petróleo. La expansión económica era elevada y por ello en julio de 2007 se subió el tipo de interés hasta el 4%. Subida que no se repetiría hasta un año después.

La normalidad económica se mantiene durante varios meses, desde julio, hasta que en septiembre, los indicadores resaltan una situación de inestabilidad en los mercados financieros, por primera vez. Mientras tanto las consideraciones sobre el PIB real son al alza.

Los últimos meses de 2007 y los primeros de 2008 mantuvieron una tónica similar. Crecimiento sostenido de la economía y previsiones cada vez a más corto plazo en la inestabilidad de precios. Acabaría pasando de considerarse un problema a medio-largo plazo a otro a corto plazo, donde el IPCA se llegó a situar al 3,1%. El BCE aumentaba las posibilidades de riesgo inflacionista mientras que mantenía estrecha vigilancia a la situación de inestabilidad “excepcional” del sistema financiero. Los temores apuntaban a que esta situación problemática acabase afectando al conjunto de la economía.

En julio de 2008 el BCE decide aumentar los tipos de interés así como las facilidades marginales tanto de crédito como de depósito, debido a los altos valores, en el corto plazo, del IPCA. El mes siguiente ya comenzaban a aparecer datos que apuntaban a un relajamiento en el crecimiento del PIB real y a una habitual inestabilidad de precios.

El mes de octubre, se hace necesario una modificación del método de subasta así como de la modificación de las bandas de facilidades permanentes. Se decide bajar los tipos de interés. Los principales Bancos Centrales mundiales realizan también ajustes en los tipos. Se da por sentado que la inestabilidad del sistema financiero ha afectado al conjunto de la economía, donde las previsiones de crecimiento son cada vez más negativas. Los tipos de interés se reducen 50 puntos básicos, en la misma cuantía se rebajan las facilidades marginales de crédito y depósito. Tras estas medidas se decide llevar a cabo otras de carácter más extraordinario: primero, las subastas de las operaciones principales de financiación tendrán un tipo fijo; segundo, la banda que determina las facilidades marginales de crédito se reduce de los 200 puntos básicos hasta los 100.

Desde las modificaciones del mes de octubre la reducción de los tipos de interés será una constante. En seis meses los tipos de interés se redujeron 275 puntos básicos. A la par que bajaron los precios de las materias primas y se acrecentaba la desaceleración económica. Aparentemente los propósitos del BCE de mantenimiento estable de los precios a medio plazo, se cumplirían. Las expectativas de recuperación económica ser atisbaban para mediados de 2010.

En el mes de septiembre de 2009 se detectan las primeras tasas de inflación negativas. Por otro lado, la economía de la zona euro comenzaba a estabilizarse.

Tras varios meses con desinflación, se volvió a valores positivos. Las expectativas de crecimiento retornaban positivas. Todas las estimaciones apuntaban a la vuelta progresiva a la normalidad durante 2010.

Implicaciones de la política del BCE en la economía española

La política monetaria expansiva del Banco Central Europeo y la consecuente reducción de tipos de interés ha permitido aliviar las tensiones económicas españolas motivadas por dos razones fundamentales: la situación de inestabilidad inherente al desarrollo inmobiliario y el grave endeudamiento tanto de las empresas como de familias.

La política de liquidez BCE ha supuesto para la economía española, no una mejora de la situación económica pero sí la ha evitado un empeoramiento brusco de la misma. Es decir, el aumento de la liquidez a impedido una situación de debacle económica.
Lo política monetaria expansiva ha permitido dotar de mayor liquidez al sistema económico, reticente en el pasado a conceder créditos, motivo derivado de la situación de crisis financiera internacional.
Por otro lado hay que tener en cuenta las previsiones apuntan a una futura subida de tipos a finales de 2010 o principios de 2011. Teniendo en cuenta la situación de retraso y escasa o nula evolución positiva (mas bien negativa) de las variables macroeconómicas de la economía española y del grave endeudamiento de las empresas y familias superior al 200% del Producto Interior Bruto, estas previsiones de contracción monetaria provocarán un crecimiento de la inestabilidad económica del país. El motivo fundamental, entre otros: el incremento en el coste del pago de la deuda para aquellas unidades económicas que de por si ya se enfrentan (con tipos bajos) a una situación delicada.
De una manera general-teórica la restricción monetaria a la que se enfrentará España en un futuro próximo, conllevará un sucesión de acontecimientos inevitables: endurecimiento de la concesión de créditos, reducción del gasto y el consumo, aumento del desempleo o retraimiento de la inversión. Todo ello en una país con una economía donde los valores de todas esas variables son deficientes aun con liquidez, como la actual, en el sistema.

feeds 

, , , , , , , ,

  1. #1 por porantonomasia el febrero 3, 2010 - 2:46 pm

    Es duro y largo de leer, quizá la primera parte se pueda saltar, pero las siguientes son fundamentales para quien quiera hablar con conocimiento de causa.

  2. #2 por Marcos el febrero 3, 2010 - 11:29 pm

    César, César, César, me pican los ojos…🙂

    Mucho puro, poca esencia.

    El BCE hace lo que puede, guiado por los 4 datos básicos, y ya. Pensaba que iba a tener más chicha el diario de Trichet éste, pero parecía un loro mecánico de repetición, incluso la crisis la percibía de forma inmisericorde.

    Por cierto, ¿sabéis qué?
    Los estatutos de la FED estadounidense establecen que sus objetivos son:
    1) El máximo crecimiento económico (PIB-riqueza)
    2) La contención de la inflación

    Los estatutos del BCE europeo establecen que sus objetivos osn:
    1) La contención de la inflación
    Nada más.

    Menos mal, que de buena fe y oye, por más hacer, tienen a bien velar porque crezca un poquillo el PIB de vez en cuando, porque si no, por ellos, con una política monetaria restrictiva crónica, sin liquidez no hay inflación, y seríamos una Somalia formidable con los precios más estables del mundo.

    Y aparte, la política del BCE durante la crisis ha sido la obvia.

    Y los tipos no creo que suban tan pronto, en 2010 o en 2011. Pero claro, esto es imprevisible, porque sobre todo puede llegar a depender del precio que le pongan los moros al petróleo. Es decir, nos podemos encontrar con la llamada “estanflación”, que es la economía estancada (sin crecimiento), y con inflación (porque no es inflación de dda., sino de ofta. -precio petróleo-), en cuyo caso el BCE se pone ya a subir tipos para frenar aún más la dda., aunque realmente no estábamos creciendo. Esto podría pasar, por eso digo que es imprevisible. Los precios del petróleo, además, no son libre ni, por tanto, predecibles por inercias de variables. Son un cártel. Así que… estaremos a lo que quieran los Sres.

    Si por España fuera, aquí la demanda (PIB) no genera inflación hasta 2020. Europa en 2012 igual ya genera algo, y el BCE se adelanta y va subiendo.

    PD: sirve también leer el diario para corroborar lo que ya te comenté en uno de los primeros comments; que el inicio de la crisis es impredecible. Y nadie, ni el BCE aquí se ve, lo pudo prever.

  3. #3 por porantonomasia el febrero 4, 2010 - 4:02 pm

    Marcos:

    Aunque el FED incluya explícitamente entre sus funciones el crecimiento económico no quiere decir que la función de mantenimiento de una tasa de inflación por debajo del 2% a medio plazo del BCE no incluya también el crecimiento sostenido de la economía, pues está implícito en esa labor.

  4. #4 por Marcos el febrero 4, 2010 - 6:27 pm

    Sí, claro, ambas son variables de la ecuación monetaria básica, por tanto cuesta desligarlas.

    Pero se pueden desligar; existen excepciones, p.ej.:
    -Trampa de la liquidez con tipos cercanos a cero
    -Estanflación, y curva de PHilips aceleracionista

    De todas formas, efectivamente estabilizando precios en una inflación moderada (mientras lo hagan ahí), se favorece el crecimiento del producto interior en general. Digamos que eso es así en el 95% de los casos.

    Pero plantear que el objetivo de la política económica monetaria es estabilizar precios… es del género idiota. De precios estables no comemos. Comemos de PIB, que es la variable nº1 de la economía. Vamos, la única realmente. En el ejercicio de la política diaria, surgen ocasiones en las que sí existirá un trade off entre mayor crecimiento, y mayor inestabilidad de precios, por ejemplo, o mayor incertidumbre de precios futuros, con un crecimiento sólido presente (leyendo el diario se ve que en verano de 2008 así sucedía, y priorizaban PIB sobre inflación, aunque los estatutos dicen lo contrario; a esto me refiero).

    Creo que se entiende el disparate. Y yo diría que proviene nuevamente de alguna forma de socialismo; como de darles apuro decir que lo que buscan es maximizar la riqueza de las naciones. Lo cual es ridículo.
    Es como si vas a repostar gasolina, y explicas que tu objetivo es llenar tu coche, sino ayudar a vaciar la gasolinera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: